La respiración del mar

Bajé del autobús y llegué al mar Mediterráneo con alegría infantil, un año exacto después de la última vez que sentí la caricia del Caribe en la brisa y en los pequeños peces que me rozaban las piernas como cosquillas.

Me senté sobre la arena fría y húmeda del invierno, cerré los ojos y contemplé el sonido de las olas, el rugido en vaivén que el reciente ocaso había despejado –la espuma batida en el agua era luz blanca que alumbraba la noche joven–.

En la oscilación escuché también el silencio: escuché también a Dios.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Inclasificable, Yoga

2 Respuestas a “La respiración del mar

  1. fugapermanente

    Linda! Siií! Dentro y fuera, pulmón y mar. Me gustó leer tu danza BIG BANG. Bendiciones y apurruños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s