Asesinos seriales

Ayer mi amiga Andrea Daza puso en su twitter que si a Jean Baptiste Grenouille, el de El Perfume, lo soltaran en Centro Plaza, colapsaría. Su olfato delicado y agudo no aguantaría aquellos olores, sobre todo esos que azotan en las escaleras mecánicas, los que dan náusea. Pero ese comentario de Dacita más que revolverme el estómago  me puso a decirle que no invocara asesinos seriales, que no es lo que necesitamos, de ñapa, en este momento oscuro del país.

Y luego me duermo con la vibración de las historias que escuché más tarde en la noche: que al hijo de fulana lo secuestraron, la misma policía, que a aquellas otras las apuntaron con pistolas para quitarles el blackberry, que se metieron en el estacionamiento del edificio y se robaron un carro. Pienso en Ximena diciéndome que no me deja sola esperando a Antonio en la puerta del centro de yoga, que no, qué va, que hace rato escuchó a dos alumnas suyas contarle cómo las habían atracado, cómo vieron  ese cañón cerca de su cara. Evoco a la niña a la que los ladrones arrollaron –y mataron– porque se resistió a  entregar el teléfono ese tan codiciado, al niño de siete años al que mató una bala perdida en Pinto Salinas, en un “enfrentamiento entre bandas”, esa frase ya hecha que a uno siempre le ha parecido tan lejana, porque no vive en un barrio, como la mayoría de los habitantes de Venezuela, donde las ráfagas de las pistolas y los revólveres son la banda sonora. Donde hay más armas que pasaportes. O que leche y harina pan.

Madrugo hoy con el foro de César Miguel Rondón en la radio. Participan Isoliette Iglesias, experimentada reportera de Sucesos de El Universal, y Luis Cedeño, sociólogo estudioso de la violencia. Rondón invitó a Isoliette porque escribió el domingo sobre la saña con la que ahora matan los asesinos, a la hora de vengarse o a la hora de robar a alguien. No un balazo, sino ocho, diez. Ella cuenta en el programa de aquel hombre que ya ha matado a cien, la historia con la que estrenó su blog . El sociólogo dice que los cabeza de bandas son muy longevos si llegan a los veinticinco años. Ella, que a los dieciocho o diecinueve ya saben que van a morir y a tiros. Él, que, claro, pero es que empiezan a los doce. Ella, que ha estado en varios funerales de “malandros” y que en uno de los últimos fue testigo del tiroteo que es parte del ritual, vio como los niños seguían allí impasibles, bailando un reguetón que habían puesto para el muerto. Porque el tiroteo es de lo que más conocen.

Y luego hoy en el almuerzo. A ella que la amenazan por teléfono: vamos a secuestrar a tus hijas. Otra vez la historia del periodista de Globovisión a quien mandó a secuestrar un ex compañero de trabajo. Pistolas, pistolas de por medio.

No, Daza. Hace tiempo que tenemos asesinos seriales aquí.

Y que me perdonen los criminólogos, que dirán que no: no tienen un patrón, no se han vuelto psicópatas por temas no resueltos de su infancia, no hacen lo que Jack el Destripador, Hannibal Lecter, Charles Manson o Dexter. Que eso es más propio de los países industrializados. Que los asesinos seriales esperan un tiempo para volver a matar una y otra vez y en ese intervalo regresan a “la normalidad”.

¿Importa la diferencia?

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Inclasificable, Lo que veo en la calle

Una respuesta a “Asesinos seriales

  1. uhm bueno Sandra yo no diria que son asesino seriales, sencillamente son gente que mata en serie, uno… dos… tres… diez, hasta que mueren y otro como una pieza pequeña en una gran maquinaria, lo sustituye…
    es triste, pero al final el facilismo y el odio se han apoderado de este pueblo, triste pero real…
    saludos muy bueno tu blog…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s