Junior es obrero de la construcción. Cuando han pasado las cinco de la tarde y se queda horas extras para adelantar trabajo, activa el mp3 de su teléfono celular –esa salsa “romántica”– y  lo pone sobre el muro. Toma la boca de una botella de chinoto de dos litros que ya había cortado: un embudo. La pone sobre el auricular y crea su propia miniteca.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Inclasificable, Lo que veo en la calle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s