Hoy vi a tres o cuatro personas en muletas o con un pie cojo, en menos de veinte minutos, en el trayecto del sitio donde doy mis clases hasta mi oficina. A veces veo también, por ejemplo, a tres o cuatro personas con quienes practico yoga a diario, en ocho minutos, en el trayecto de mi oficina al sitio de almuerzo. O a tres o cuatro embarazadas en el metro, en un mismo vagón ( y no a todas les ceden el asiento).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Inclasificable, Lo que veo en la calle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s